Una ducha vertical de lujo

Dornbracht es una firma que ha logrado crear un concepto innovador, la ducha horizontal, en la que para ducharse hay que tumbarse. Han presentado una ducha calefactada con seis chorros de agua programables en la que recibir efectos relajantes o revitalizantes sin necesidad de estar de pie.

Por medio de una unidad instalada en el área de reposo de cabeza se controla la ducha. Se requiere además un gran baño para ponerla y un alto presupuesto, porque barata precisamente no es.

Según el creador, Andreas Dornbracht, sólo se puede conseguir una relajación completa estando tumbado, porque esta postura hace que la tensión en cabeza y músculos desaparezca. Y como una buena ducha puede ser mejor que un baño, no es necesario tener que darse un baño para disfrutar de esta postura.

¿La pega? Por supuesto el precio, es accesible para pocos bolsillos por su alto coste. Más de 20000 euros.

Ver: dornbracht

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Interiores Modernos © 2018 Frontier Theme