Las ventajas de las lámparas de bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo se llaman así, aunque en realidad son lámparas fluorescentes compactas que funcionan igual que lámparas de tubo pero que están diseñadas para ocupar el espacio de las bombillas. Una lámpara de tubo ocupa mucho espacio, una bombilla consume más, por eso se ha creado esta interesante “opción intermedia”.

Una de las principales ventajas es que, pese a ser algo más cara que las normales (cada vez menos porque se van expandiendo) se logra ahorrar dinero por el ahorro de consumo a medio-largo plazo a la vez que se cuida el medio ambiente porque moderan la contaminación y emisión de gases.

Las lámparas de bajo consumo son frías, por lo que gastan al menos la mitad de energía que otras bombillas. Utilizan hasta un 80% menos de energía. Duran hasta 10 veces más que las normales, y también permite ahorrar tiempo en comprar otras.

Y por supuesto, para quien lo dude, las bombillas de bajo consumo ofrecen la misma luz que las normales. Ahorrar no significa perder en calidad ni cantidad de iluminación.

Además, si has tenido la suerte de aprovechar cuando regalaban bombillas de bajo consumo para favorecer su utilización ¡mucho más ahorro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Interiores Modernos © 2018 Frontier Theme