La limpieza de los baños

Para limpiar el baño lo mejor es planificar y así facilitar las labores de limpieza.

Lo primero que se debe hacer es limpiar la bañera (o el plazo de la ducha). Se deben quitar primero las arenillas o pelos y después proceder a su limpieza con un líquido especial.

Después se debe limpiar el lavabo, bidet y demás. Con una esponja y limpiador quedará bien. Más tarde, se limpia la grifería con una escobilla que limpie mejor bordes y demás.

También se debe proceder a limpiar la cisterna, al menos una vez en el interior. Más tarde, se limpia la taza (con amoníaco o lejía) y se limpian las paredes. Se debe limpiar bien la zona y después el exterior del inodoro.

La jabonera, el alicatado (también las juntas), papeleras y la cortina también deben ser elementos que se limpien.

El suelo es lo último, se hace con agua y el producto o limpiador elegido y una fregona, o con lo que se suela limpiar. La limpieza de los baños debe ser una tarea que se haga en un orden que permita que una labor de limpieza no acabe con la anterior y debe programarse en momentos en que se tenga tiempo además de una limpieza general cada x tiempo.

Ver: limpieza en Ciudad Real

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Interiores Modernos © 2018 Frontier Theme